Ácido tánico: ¿Puede una copa de vino ayudarnos a combatir el COVID-19?

En un experimento -in vitro- el ácido tánico, presente en el vino, suprimió la entrada del virus en las células, demostrando un alto potencial para desarrollar terapias anti-COVID-19.

Investigación sobre vino y covid-19

En internet y en WhatsApp circulan todo tipo de noticias falsas o fake news, y es difícil para el ciudadano a pie, que bastante tiene con la pandemia y la cuarentena, chequear cada una de las noticias que le llegan diariamente; los medios y la industria de los alimentos se aprovechan de esta situación para promocionar productos o llevar más tráfico a su web.

La redacción se cruzó con la siguiente noticia: “¿Una copa de vino podría combatir el coronavirus?” y lo primero que hicimos fue sospechar. La imagen habla de que Mien – Chie Hung, un biólogo molecular encontró en el vino una sustancia protectora contra el COVID-19: el ácido tánico.

Agrega más adelante “in vitro, el ácido tánico presente en las uvas y también en el vino, inhibe dos enzimas claves del coronavirus. Al entrar en contacto con el último, ya no puedo entrar en las células humanas”.

La noticia finaliza diciendo “de todos los compuestos de la naturaleza que se han probado, este ácido ha sido el más efectivo”.

Ahora, bien, ¿qué hay de cierto? ¿Puede una copita de vinos ayudarnos a combatir el COVID-19? ¿Existe el científico? ¿Qué son los taninos? ¿Es una fake news?

¿Quién es Mien Chie Hung?

A diferencia de otras noticias que circulan en internet con promesas de cura milagrosas, debemos decir que la investigación sobre el ácido tánico existe y el científico que la realizó también.

Mien Chie Hung, presidente de la Universidad Médica de China.

Mien Chie Hung es un científico, más precisamente un biólogo molecular, estadounidense nacido en Taiwán y trabaja actualmente en la Universidad Médica de China como director.

Durante su carrera, ha recibido varios premios y trabajó en instituciones internacionales reconocidas como el MIT (Instituto de Tecnología de Masasachussetts). Su campo de estudio es la biología molecular celular, la biología del cáncer y la terapia genética.

La investigación sobre el ácido tánico como supresor del COVID-19

La investigación de Mien Chie Hung, más un equipo de 9 personas existe, en resumen y en palabras sencillas, habla sobre dos enzimas: una de las enzimas se encuentra en la superficie de las células, la TMPRSS2, que cumple un rol en la biología tumoral y es un actor clave en la entrada celular del virus, y la segunda, la Mpro, es clave en la propagación viral.

El ácido tánico, y más adelante hablaremos sobre él, es un inhibidor directo de Mpro y de la TMPRSS2, impidiendo al virus entrar en la célula. Si bien el estudio hace referencia a ambas enzimas, se enfoca especialmente en la última describiendo el complejo proceso por el cuál el ácido tánico inhibe su función.

Confirmada la existencia del científico y su investigación sobre los efectos del ácido tánico contra coronavirus (los famosos taninos del vino) hablemos un poco más sobre el ácido tánico.

¿Qué es el ácido tánico y dónde se encuentra?

En la lucha contra el COVID-19 y sus antecesores, el SARS y el MERS, son numerosas las sustancias naturales que sea han investigado y que se han presentado prometedores para el desarrollo de futuros tratamientos.

Ácido tánico, polifenol presente en el vino que serviría para desarrolar medicamentos contra el COVID-19.

Entre la lista de compuestos bioactivos podemos mencionar la quercetina (manzanas, arándanos, frutillas, kiwis), el resveratrol (arándanos, uvas), el kaempferol (manzas, uvas, tomates, melón, etc.) y el ácido tánico, que demostró, efectivamente como dice la noticia, ser un 90% más efectivo que el resto en la inhibición de la proteína Mpro.

El ácido tánico es un tanino, integrante de la familia de los polifenoles (conocidos antioxidantes), soluble en agua y que se encuentra en planteas herbáceas y leñosas, legumbres, sorgo, frutas como la banana, los caquis y los arándanos. El ácido tánico también está siendo estudiado como una herramienta en la lucha contra el cáncer.

Los taninos son los encargados de dar complejidad al sabor del vino y están presentes en mayor cantidad en los vinos tintos o en los blancos criados en barricas, ya que la madera del barril también es una fuente de taninos como la uva.

Los peligros del ácido tánico

Tomar ácido tánico, y nos adelantamos a la conclusión final, no va a prevenir ni curar el COVID-19 e incluso puede ser peligroso para la salud: que algo forme parte de los alimentos, no quiere decir que aislado y en gran cantidad sea sano.

El consumo en exceso de ácido tánico puede dificultar a la absorción de hierro y proteínas, destruye las células de la piel (se usa por este motivo en el curtido de cuero) y puede producir insuficiencia hepática e incluso la muerte.

¿Tomar vino me va a ayudar contra el COVID-19?

Si bien la industria del vino se aprovecha de la investigación de Mien Chie Hung y su equipo para hacernos creer que tomando vino vamos a curarnos del COVID-19, lamentamos decirles que no.

El ácido tánico, un tanino presente en la uva y por consecuencia en el vino, un antioxidante que podría tener la llave a futuros tratamientos anti coronavirus.

Por un lado, es un muy buen estudio in vitro, o sea, realizado en un laboratorio, con cierta metodología y por un equipo prestigioso, pero que no es algo probado en personas. Para confirmar una hipótesis o proveer evidencia un estudio in vitro no es necesariamente suficiente, pero sí abre la puerta, da el puntapié inicial para que haya más investigaciones que apoyen la conclusión del estudio inicial y, después de largos procesos de investigación y aprobación por distintas instituciones, se desarrollen medicamentos.

Por el otro, sería convenientes preguntarnos si los taninos presentes en el vino justifican el consumo de alcohol cuando claramente este último, y evidencia sobra, debilita el sistema inmunitario y aumenta el riesgo de síndrome de dificultad respiratoria aguda (complicación más grave del COVID-19). ¿Por qué mejor no consumir nueces, té o bananas qué también tienen ácido tánico?

Una copa de vino seguramente le provoque placer y le permita llevar mejor la situación difícil en la que vivimos, pero seguramente no lo curará del coronavirus y tampoco lo protegerá de enfermarse.

Ciudadela Mi Ciudad
La colaboración de las notas como la publicidad y opiniones vertidas en la revista CMC son ad-honorem y no siempre reflejan la opinión de la línea editoria y sí el pluralismo perdiodístico correspondiente a la vida democrática del pais.