Estacionamiento medido digital en Tres de Febrero a medida, ¿pero de quién?

CMC tuvo acceso al proyecto que en los últimos días de julio pasó por el HCD (Honorable Concejo Deliberante) de Tres de febrero tras ser enviado por el Intendente Municipal Diego Valenzuela para su aprobación.

¿De qué se trata el proyecto de estacionamiento medido en 3 de Febrero?

Se trata de una iniciativa que busca emular la experiencia de otras municipalidades del primer y segundo cordón del AMBA que mediante una aplicación de celular y un sistema de supervisión híbrido controlan el estacionamiento medido en las zonas de mayor concurrencia de cada distrito.

Convocatoria a nueva movilización en contra al estacionamiento medido.

A modo de ejemplo, los vecinos distrito de San Martín y Matanza los han implementado hace años, con mayor o menor éxito recaudatorio, pero con muchas dudas en la administración de su justicia de faltas, por la falta de real transparencia en el contralor de las multas que, efectivamente se labran.

Sin perjuicio de esto, lo cierto es que el intendente ensaya en la justificación del proyecto algunas ideas que parecerían sacadas del ayer, que es hoy y puede ser mañana, pero no, es una realidad paralela (¿habrá estado mirando Dark?).

Podés descargar el proyecto al final de la nota.

Mapa con las zonas de estacionamiento medido en 3F

Lo cierto es que establece una serie de zonas donde se implementará de las cuales CMC elaboró el presente mapa de zonas de estacionamiento medido, que podés consultar acá:

Un sistema más transparente y con mayor trazabilidad… ¿será?

El 2 de julio de 2020 según el documento, el subsecretario de asuntos estratégicos y coordinación municipal, licenciado Bautista Pino, emite su informe justificando la implementación del sistema digital en la TRANSPARENCIA de la gestión del sistema de estacionamiento medido como así también la trazabilidad de sus operaciones.

Esto se va a implementar con un convenio con la Universidad de La Plata, teniendo una local… pero bueno, hasta ahí, más allá del abierto desprecio a nuestros académicos locales por parte del gobierno Municipal, al menos en el asunto, veníamos bárbaro, siendo lo que no dice más de lo que dice: ¿es un impuesto? NO. ¿Es una tasa por un servicio? Tal vez.

Pero vamos a ver algunos de los puntos que, al menos, no están tan transparentes:

El “sistema” del cual NO EXISTE “versión beta” o “demostrativa” todavía no estaría disponible, (vaya a ser porque la licitación aún no tuvo lugar, o porque el documento con sus requisitos operativos todavía no secó la tinta), pero lo que si es cierto es que permitirá según el informe del subsecretario, saber el cuanto y el cómo fiscalizar el estacionamiento medido, pero ¿A dónde van estos fondos? Según el artículo 16 de la ordenanza: “LOS FONDOS ASOCIADOS A LA RECAUDACIÓN NETA DEL PROGRAMA SERAN DESTINADOS A LA REALIZACIÓN DE OBRAS Y MEJORAS DENTRO DE LAS AREAS DE APLICACIÓN DEL “SISTEMA DE ESTACIONAMIENTO MEDIDO DIGITAL” CON EL OBJETO QUE CONTRIBUYAN AL FOMENTO DE LAS ACTIVIDADES PRODUCTIVAS Y COMERCIALES QUE ALLÍ SE DESARROLLAN”.(sic)

¿Pero… qué actividades son?
Nada dice. Nada se sabe, y lo que es peor, no sabemos que dijeron los concejales sobre esto.

Vimos que, por lo menos, un bloque está preguntando qué piensan los ciudadanos. Sería útil e importante saber qué piensan nuetros concejales sobre el proyecto, los invitamos a este espacio a ejercer su interpelación ante el silencio que no presume pruebas, pero tampoco dudas. (¡No tengan miedo de contarnos por favor y vengan de a uno!)

Un capitulo aparte para la gestión municipal es el concepto de medio ambiente y de la participación ciudadana. En su (in)extensa carilla y un cuarto, El subsecretario se toma su tiempo para hablarnos de una ciudad “integrada territorialmente, sustentable, inclusiva, participativa y policéntrica”, lo que nos lleva a la pregunta: ¿y el presupuesto participativo, qué era?

¡Ah! Cierto. Esto no entraba. ¿Y lo del ambiente? Eso parece que tampoco.

La ley general del ambiente del ámbito nacional n° 25675 a la cual la provincia tiene correlato en la Ley Nº 11.723, Ley Integral del Medio Ambiente y los Recursos Naturales en sus artículos  19 y siguientes y 18  establecen que toda persona tiene derecho a ser consultada y a opinar en procedimientos administrativos que se relacionen con la preservación y protección del ambiente, en especial cuando estas actividades puedan generar un impacto negativo en el ambiente.

Pero parece que, para esto, los medios digitales no llegaron, no hay Zoom, no hay… no hay sistema.
Para algunas cosas, la pandemia llegó hace rato…

Tal vez, los escapes de los autos que contribuyen a la contaminación se vean desalentados de contaminar al reordenar el uso de los vehículos particulares en pandemia… con el uso medido de estacionamiento (!).

Para quienes no aprecien la ironía, queda lo textual del informe del funcionario antes citado:

En un contexto como el actual, en el que la pandemia por el nuevo virus covid-19 atraviesa todas las esferas de la vida, nos encontramos ante el desafío de reemplazar, al menos en el corto y mediano plazo, los medios masivos de transporte por otros individuales, pero que sean a su vez sustentables. El traslado masivo de medios de transporte de alta densidad hacia el uso del automóvil podría significar el colapso de las calles producto de la congestión ocasionada por la cantidad de autos en circulación.”(SIC)

A modo de síntesis este medio se pregunta lo básico: ¿dónde están los informes ambientales? ¿Dónde están la asamblea y la consulta popular?

Y, sobre todo, ¿a dónde va lo recaudado?

La nula información brindada por la municipalidad como así también las escasas opiniones públicas de los concejales que votamos para ocupar una banca nos lleva a mas que a preguntar a los vecinos que opinan de esto ,a lo mejor, tienen las respuestas a todas estas preguntas. A todos ellos, queda abierto este medio para cuanto quieran ampliar y opinar.

DESCARGÁ EL PROYECTO COMPLETO

Ciudadela Mi Ciudad
La colaboración de las notas como la publicidad y opiniones vertidas en la revista CMC son ad-honorem y no siempre reflejan la opinión de la línea editoria y sí el pluralismo perdiodístico correspondiente a la vida democrática del pais.