Agustín B. Elizalde: el primer párroco de Ciudadela

Padre Agustín B. Elizalde primer párroco de Ciudadela
El padre Agustin B. Elizalde con su mamá y sus hermanas
El Padre Elizalde con su madre y hermanas.

Agustín Gabriel Bonney Elizalde, nació el 2 de junio de 1901, en la ciudad de Biarritz (Francia). Sus padres fueron Francisca Elizalde y Pierre Bonney. Ellos, tuvieron un amor, una fe y una piedad muy sólidos que supieron transmitir a sus hijos.

En 1913, ingresó en el colegio-seminario menor San José de Hasperren para iniciar sus estudios eclesiásticos. Ese mismo año, su familia se trasladó a Lourdes. Allí, su padre comenzó la construcción del Hotel L’Europe. El 20 de diciembre de 1924 en la majestuosa catedral Santa Cecilia de Albi fue ordenado sacerdote.

El primer párroco de Ciudadela

El 2 de agosto de 1931, el padre Elizalde tomó posesión como párroco de Ciudadela y con él su espiritualidad, vocación de servicio y generosidad religiosa. Amplía la red de obras sociales, bendice el primer comedor Popular, inaugura el Hogar San José y funda el dispensario San José.

El padre Agustín Elizalde

En 1937 se coloca la piedra fundamental del nuevo templo parroquial y su actividad se multiplica inauguro nuevos comedores escolares, constituye la oficina parroquial de colocaciones y procede a inaugurar el seminario catequístico San Agustín.

Un 18 de marzo de 1938 bendice y habilita el actual templo parroquial de Santa Juana de Arco y organiza la primera semana social para obreros.

En 1939 se abre el comedor escolar en el local donde fuera la primera iglesia (hoy Santa Juana y Chacabuco).

Realiza en 1940 la apertura y desarrollo de la primera semana litúrgica y al año siguiente, 1941, con su inquietud social obrerista inaugura la “Primera Asamblea Arquidiocesana de la Juventud Obrera Católica” con la participación de más de 5000 jóvenes.

Más obras del Padre Agustín Elizalde

Su pasión y su vida sacerdotal no tiene respiro porque son muchas las necesidades, y el Padre Elizalde, como un ángel de la guarda de Ciudadela, entre 1942 a 1948, realiza una intensa labor como la ordenación de nuevos sacerdotes y la realización de distintas conferencias. Además, por si todo lo anterior fuera poco, la lista de obras en las que participó Agustín Elizalde se extendió aún más, sumándose a los comedores, ollas y comedores populares:

  • Hostería del niño Jesús, donde se atiende y se enseña a niños de madres obreras.
  • Fundación de la Escolanía Santa Juana.
  • Despensa Santa Teresita.
  • Cantina Maternal, Hogar y Dispensario San José.
  • Colegio para Varones Santa Juana.
  • Unión Internacional para la protección de la Infancia.
  • Colegio para niñas Inmaculada Concepción.
  • 36 entidades integradas a la iglesia.
  • Oficina Parroquial de colocaciones.
  • Juventud Obrera Católica.
  • Primera Escuela para Dirigentes Obreros.
  • Coro Santa Cecilia.
  • Campamento para Obreros de Villa Bustos (Córdoba).
  • Hosteria del Niño Jesús.
  • Obra de la Cunita.
  • Talleres Jesús Obrero.
  • Cine Parroquial para los niños, Oblatos y Oblatas Diocesanas.
  • Periódico la Voz de Ciudadela.

Sus últimos días

El Padre Elizalde falleció a los 55 años, el 17 de agosto de 1956, año en el que celebraba sus 25 años como párroco de Santa Juana de Arco. La causa de su fallecimiento fue un derrame cerebral. Lo despidió una multitud entre la que había funcionarios, políticos, obreros, niños, ancianos, pobres y ricos. Todos querían despedirse del hombre que supo traer con él la fe y la esperanza. Un hombre sencillo con un legado inmenso, lleno de mil anécdotas.

Obra literaria del Agustín B. Elizalde: escritor y periodista

Fundación de La Voz de Ciudadela

El Padre Elizalde funda La Voz de Ciudadela y su primer número se publica el 23 de agosto de 1931, el mismo año en el que el sacerdote es nombrado capellán vicario de Santa Juana de Arco, en Ciudadela.

Redactado y administrado por la Casa Parroquial, el objetivo de La Voz de Ciudadela difundir las iniciativas parroquiales además de ser un espacio de formación y reflexión de todos los feligreses.

Algunas de las secciones recordadas eran la de Agapito y la de Catalina, personajes infantiles creados por el padre a los que les escribía cartas hablándoles de temas de la niñez, y la sección de Cartas para Mayores, última en la que Elizalde escribía sobre sus preocupaciones y desarrollaba su doctrina, en ocasiones generando polémica en al comunidad.

Como periodista, también colaboró con la revista Criterio.

¿Qué libros escribió el Padre Elizalde?

Además de los folletos y tratados cortos que escribió, el Padre Elizalde tiene 8 libros (dos novelas y seis libros de cartas).

  • Cartas de un cura comunista a un señor muy rico y muy sordo, 1937.
  • Cartas de un cura de arrabal a su buena gente, 1938.
  • Cartas de un cura que fue padrino de casamiento, 1944.
  • Cartas de un cura canoso a un muchacho enamorado, 1946.
  • Cartas de un cura jubilado y soñoliento, 1949.
  • Cartas del cura de Cantaclaro, 1949.
  • Y el diablo… ¡se fue al diablo!, novela, 1955.
  • Las Doce, novela póstuma, 1956.

Un amigo de Dios y de los Hombres, el libro sobre la vida del Padre Agustín B Elizalde

A los que les interesa profundizar sobre la vida y obra del Padre Elizalde, hay un libro de Oblatos Diocesanos, una monografía, que detalla muchos aspectos muy interesantes, humanos e inspiradores. Te dejamos el link al PDF: Un Amigo de Dios y de los Hombres.

Segundo libro de Agustín B. Elizalde, dirigido a “los preferidos del Señor”, con cartas a la costurera, el mendigo, el barrendero, el carpitero, etc.

Frases del Padre Elizalde

He amado a todos los hombres, de toda raza, de toda religión, de todo ideario político. Pido perdón a los que he ofendido, a los que he escandalizado. Declaro haber perdonado siempre y amado siempre en el Señor a todos los que me hicieron sufrir con sus calumnias o de otra manera”. Del Testamento del Padre Elizalde.

Me entregué a mis feligreses. Los amé mucho, pero especialmente a los más pobres, a los más humildes a los que no conocían a nuestro dulce Salvador. Les suplico por lo que más quieran, formen un solo corazón, dentro de los corazones de Jesús y de María, y tengan por único negocio importante la eterna salvación de su alma“. Del Testamento del Padre Elizalde.

“…¿qué regalo puede uno hacerle a sus padres a quienes ama tiernamente? He reflexionado y al fin creí encontrarlo y me dije:
Tengo un solo corazón para tener todo. Sí es cierto, queridos padres, yo
no tengo sino un corazón, tómenlo, es todo mi regalo!”.
Cartas del Padre Elizalde a su Familia.

…quisiera si, morir pobre entre mis pobres, pronunciando estas palabras que les dejaría entonces como un testamento y que les dejo hoy como un programa: Ámense los unos a los otros como Jesús nos ha amado, salvemos nuestras almas y trabajemos por la salvación de todos nuestros hermanos. Así sea“. Palabras dichas por el Padre Elizalde, el día que asume como primer páarroco de Ciudadela, en Santa Juana de Arco, 2 de agosto de 1931.

“No importa […] porque Dios nos juzgará sólo por el bien que pudimos hacer y no por el que no pudimos realizar”.

Si no podemos hacer grandes cosas, hagamos cosas pequeñitas, pero hagamos. Una visita, una ayuda discreta, una plegaria; ¡se pueden hacer tantas obras inspiradas en el amor!”.

Ciudadela Mi Ciudad
La colaboración de las notas como la publicidad y opiniones vertidas en la revista CMC son ad-honorem y no siempre reflejan la opinión de la línea editoria y sí el pluralismo perdiodístico correspondiente a la vida democrática del pais.