Capítulo II: Historia de Villa Liniers y primeros pobladores

¿Sabés quiénes fueron los primeros ciudadanos de Ciudadela? ¿Cómo era nuestra ciudad antes de ser habitada? También te contamos por qué Ciudadela se llamaba Villa Liniers.

Historia de Ciudadela Villa Liniers

La historia de Villa Liniers

Con este primitivo nombre  fue conocida la naciente población surgida de las quintas que existían por aquel entonces, es decir, estas tierras eran la extensión de Liniers (ver capítulo I, San José de Flores), ya que no había límites divisorios y los mismos eran establecidos de hecho.

El nombre de Liniers consagra el recuerdo del militar de la reconquista y defensa de Buenos Aires contra las invasiones inglesas y cuyas heroicas hazañas no fueron ajenas a estas tierras, ya que según los historiadores de los primeros tiempos, Liniers llega hasta estos confines para reclutar hombres, caballos y recursos para organizar sus dispersas fuerzas luego de las batallas adversas de Los Corrales y Miserere.

Otra versión narrada por los antiguos pobladores dan cuenta que luego del revés militar mencionado, el futuro Virrey halló refugio en  una casita que existía en las proximidades de lo que era el arroyo Maldonado, hoy avenida Gaona y Reconquista, llamada popularmente el rancho de Castro, debido a que allí vivía un cochero con ese apellido.

Aparte de estas referencias, el nombre de Villa Liniers fue conservado después que se nos incorpora al Partido de San Martín, luego bautizada oficialmente Ciudadela, existieron zonas e instituciones que llevaron (llevan) el nombre original, tales como Villa Liniers Sur y Este y la todavía presente Villa Liniers Norte.

Los primeros pobladores de Ciudadela

Historia de Ciudadela, Tres de Febrero. Los primeros habitantes: Bernardino Frione.
Don Bernardino Frione. Primeros pobladores de Ciudadela, Buenos Aires.

Por mucho tiempo Ciudadela permaneció despoblada, existían algunos ranchos y negocios de campo, distanciados entre sí, donde a modo de postas solían hallar reparo y descanso los peones de hacienda que desde el interior se dirigían al matadero de Los Corrales (hoy Parque Patricios). El camino se realizaba por  la calle real (hoy Gaona) y desde allí hacia los corrales cuya duración del  viaje  en  carretas era de tres a cuatro días  según el estado del tiempo y los caminos.

Del lado sur y frente al lugar en que se ubica hoy la estación del ferrocarril, existía una posta donde paraban las galeras que trasportaban pasajeros y correo (de muchas zonas del interior) hacia la capital federal, único lugar o parada ya que a su alrededor el paisaje era de frondosos ombúes, potreros y yuyales rodeados de pantanos y lagunas.

En el año 1865 llega a la Villa Liniers desde Italia el señor Bernardino Frione*, quien compra veinte cuadras de tierra en las que levantó su casa y le dio vida a su  quinta. Su almacén llamada “De los Gauchos” junto a la de Baldomero López situadas sobre la antigua calle Real (Gaona) por mucho tiempo fueron las únicas que existieron del lado norte de Ciudadela.

Años después al fallecer Baldomero López, la almacén es apodada como la Baldomera, por haber quedado y ser atendida por su esposa. Sin embargo esta propiedad paso a manos de otro de los pioneros de Ciudadela llamado Antonio Garavano quien se radica en el año 1874 y se  casa con la viuda anteriormente mencionada.

Continuará…

*Bernardino Frione: Desde hace un poco más de una década la calle Lacroze desde Yrigoyen hasta Avenida República, lleva el nombre de este pionero de Ciudadela.

Fuente:
Monografía de Ciuadela, por José Alfonso (capítulo II).

Ciudadela Mi Ciudad
La colaboración de las notas como la publicidad y opiniones vertidas en la revista CMC son ad-honorem y no siempre reflejan la opinión de la línea editoria y sí el pluralismo perdiodístico correspondiente a la vida democrática del pais.